Objetivos de Desarrollo Sostenible, la nueva misión de la empresa

En mi último artículo escribí sobre Design Thinking y la forma en que este método es útil en la creación de ideas innovadoras. Pocos días después de publicarlo, encontré entre los eventos del Campus de Google de Madrid, un taller de Design Thinking sobre diseño de ideas para el cumplimiento de los Objetivos Del Desarrollo Sostenible (en adelante, ODS).

El evento estaba organizado por Givershub, una Start Up, cuya plataforma ayuda a organizaciones en la implementación de los ODS firmados por la ONU en septiembre de 2015, a través de la creación de desafíos y retos en donde participan empleados, proveedores o clientes. De esta forma, dinamizando estas comunidades, las organizaciones mejoran su labor social, uno de los puntos clave del Desarrollo Sostenible.

Ninguno de nosotros sabía muy bien adónde iba, sin embargo, salimos de allí con una buena sensación. Aportamos ideas, conocimos gente agradable y además, aprendimos más sobre los ODS y su implicación en nuestra vida cotidiana.

El Desarrollo Sostenible se relaciona a menudo con el medio ambiente. Sin embargo, el concepto va mucho más allá de cuidar los recursos naturales de nuestro planeta. El medio ambiente es sólo uno de los tres componentes a tener en cuenta en esta disciplina. Los otros dos son el económico y el social. Es decir, los ODS se centran en conseguir una sociedad inclusiva, una economía sólida,  y unos recursos naturales protegidos. Todo esto visto desde una misma perspectiva, a la que además hay que añadir la buena praxis que haga que todo esto sea creíble y justo.

Estos son los 17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible:

ods-ods

Cada uno de los 17 objetivos tiene establecidas unas metas que alcanzar. En nuestro equipo, decidimos centrar el diseño de nuestra idea en el Objetivo 11: “Ciudades y Comunidades Sostenibles” basándonos en la siguiente meta: “Para 2030, reducir el impacto ambiental negativo per capita de las ciudades”.

Para empezar, nos formulamos la siguiente pregunta ¿Qué es para nosotros una ciudad limpia? El brainstorming nos llevó a buscar la solución a un problema que se da en todas las grandes ciudades; los atascos en hora punta. Después de mucho debate y algo de polémica, conseguimos diseñar una idea para tratar de acercar los centros de trabajo a los empleados mediante el intercambio de espacio en oficinas. No es el objetivo de este artículo desarrollar con detalle la idea propuesta, si bien, hay que subrayar que para desarrollar esta o cualquier otra que se enfoque en llevar a cabo los ODS, es necesaria la colaboración de todos los agentes sociales; instituciones públicas, ciudadanos y empresas.

Erradicar la pobreza de 2015 a 2030 es imposible, un objetivo demasiado ambicioso, que además es difícil de medir. ¿Cual es el umbral de pobreza razonable? Sin embargo, debemos tomar la Agenda 2030 como un plan de acción que debe guiar a la sociedad a moverse hacia este nuevo estilo de desarrollo, liderado por empresas responsables y conscientes de que los modelos de negocio tradicionales están agotados y deben evolucionar hacia modelos sostenibles. No sirve sólo que expongan en su web el apartado de Responsabilidad Social Corporativa donde nos cuenten todas las actividades sociales que realizan. Ahora además, le pedimos a las empresas mucho más. Su RSC debe estar integrada en su misión, en su forma de hacer negocios.

Las empresas de automoción, por ejemplo, ya se han dado cuenta de que su modelo de negocio está obsoleto y han comenzado a dirigir su actividad hacia los servicios de movilidad flexible, conscientes de que muchos de los potenciales clientes tal vez no tengan un coche en propiedad pero sí necesiten moverse. Ahora le toca a las energéticas cambiar poco a poco su modelo de negocio hacia modelos sostenibles que promuevan la disminución del consumo eléctrico gracias a los avances tecnológicos.

A pesar de la necesidad de un cambio de mentalidad social y empresarial, los cambios estructurales que han de dar el primer paso para lograr los grandes objetivos, deben ser impulsados por los reguladores. Son ellos quienes tienen que empezar a ponerlo fácil mediante una legislación acertada que comprenda las relaciones existentes entre la sociedad, la economía y el medio ambiente y la importancia de dirigir el mundo hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Como base, los Estados deberían tener un plan estratégico dirigido hacia el cumplimiento de la Agenda 2030 para que llegada la fecha, al menos estemos yendo por el buen camino.

Y tú, ¿te subes al carro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s